Qué son los sistemas de frenado

Uno de las funciones más importante del auto es detenerse. Los frenos de los automóviles son los encargados de revertir la velocidad de manera inmediata o paulatinamente para hacer que el vehículo llegue a un estado de reposo. Para cada vehículo se ha diseñado un propio sistema de frenado.  Todos los automóviles deben mantener especial cuidado en los frenos, si los frenos Aguascalientes no reciben mantenimiento, es muy probable que en un accidente no se alcance a detener el automóvil o que sea imposible reducir la velocidad en una curva o maniobra provocando un accidente. Los accidentes por falla en el sistema de frenos son muy comunes.

Los frenos actúan mediante el principio de fricción, y el frenado depende del tamaño del área en la que hacen contacto los cuerpos y de la fuerza que se aplique para detener la marcha. Los frenos más sencillos son los de funcionamiento mecánico. En los juguetes y algunos medios de transporte para detener la marcha basta accionar una palanca que recarga una barra de metal sobre la rueda impidiendo que siga girando y se detenga, el conductor frena el vehículo con su propia fuerza. En vehículos como las bicicletas y motocicletas, los frenos funcionan accionando una palanca que tensa un chicote, la fuerza aplicada al chicote contrae dos pates de metal que se sujetan al aro de la llanta deteniendo su paso progresivamente. Estos tipos de frenos se fabrican con chicote e hidráulicos. Los hidráulicos son aquellos que mediante el uso de fuerza hidráulica aplican presión sobre un disco que va sujeto al rin de la llanta, la presión hidráulica es mucho más efectiva que la manual ya que es mayor y se aplica más rápido.

Los frenos Aguascalientes de los vehículos tienen una estrecha relación con los neumáticos. Unos neumáticos con pocas grecas en su superficie o los que son fabricados para algunos vehículos y que son lisos, ofrecen menor resistencia contra el asfalto. Es importante que las llantas tengan la presión correcta de aire, así su forma se adaptara de mejor forma al suelo ofreciendo mayor agarre y por lo tanto fuerza de frenado. El accionar el sistema de frenado en un automóvil es muy sencillo, basta presionar un pedal con la intensidad de fuerza que deseamos sea aplicada. También existen los frenos para estacionamiento o de mano, que son aquellos que impiden que el auto sea movido de su lugar sin presionar ningún pedal. El booster es un dispositivo que multiplica la fuerza mecánica que se aplica al pedal. La fuerza mecánica y la hidráulica son las encargadas de detener la marcha del vehículo.

Para vehículos existen dos frenos, el de campana o tambor y los frenos de disco. Los frenos de tambor normalmente se sitúan en las llantas que poseen la tracción y está compuesto por resortes, cilindros, bandas y zapatas o balatas. Es un sistema de frenado muy sencillo, además de que su mantenimiento y reparación es fácil y económica. Los frenos de disco se acostumbra ubicarlos en las llantas delanteras y en algunos modelos se incorporan en las cuatro llantas. Estos frenos funcionan por presión hidráulica que es generada por el líquido de frenos y la maquinaria. La presión hidráulica empuja una cara de metal sobre el disco, esta presión es la que se encarga de detener la marcha del vehículo. Los vehículos pesados, debido a que necesitan una mayor fuerza para detener el peso y la velocidad, utilizan sistemas de frenado neumáticos que funcionan con la presión de aire. Uno de los sistemas de frenos más novedosos es por medio del dispositivo ABS, es un sistema inteligente que mediante sensores regula y permite un frenado que impide que las llantas o la dirección del vehículo se bloqueen durante el frenado reduciendo así posibles percances. El sistema de reparto electrónico de frenado o EBD, es un sistema inteligente que determina cuanta fuerza de be aplicar independientemente a cada neumático o eje para detener su marcha sin perder el control del automóvil aún en las situaciones más riesgosas. Normalmente el sistema ABS y el EBD se utilizan en conjunto para optimizar el funcionamiento de cualquier vehículo.

Los cuidados que requiere cualquier sistema de frenado son muy sencillos, pero es importante realizarlos siempre a tiempo y para prevenir una falla que resulte en algo catastrófico. Entre las recomendaciones podemos destacar están: realizar mantenimiento y revisión de frenos por lo menos una vez al año en un centro especializado. También se debe cambiar el líquido de frenos entre cada 12 o 18 meses, el líquido se gasta constantemente y la sustitución remplazará el perdido y el líquido desgastado. Es importante utilizar el líquido de frenos que recomienda el fabricante, ya que se comercializan muchos líquidos con diferentes calidades y especificaciones. El nivel del líquido es constante, si aumenta o disminuye drásticamente, lo mejor es acudir lo más pronto posible con un especialista. También es muy importante recordar que el freno de mano no está diseñado para detener el auto en movimiento, y accionarlo en una emergencia de la manera incorrecta puede ser perjudicial y ocasionar que el auto haga trompos o se sufra una volcadura.

Desde 1968, Gardel Centros de Mantenimiento Automotriz, ofrece los mejores servicios preventivos y de reparación para vehículos. Gardel es una empresa especializada en la distribución, mantenimiento e instalación de neumáticos, frenos, verificación de vehículos, alineación y balanceo, y detallado automotriz. Visítalos en una de sus cuatro sucursales o en una de sus dos estaciones de verificación automotriz y comprueba por qué son la mejor opción para el mantenimiento de cualquier vehículo, y en la instalación, reparación y mantenimiento de frenos Aguascalientes.